Cómo crear estilos de decoración en una vivienda

Los gustos pueden variar mucho de una persona a otra, ya sea a la hora de vestir, cocinar, escuchar música… y, como no, decorar. El hogar es el espacio en el que vamos a estar por más tiempo, por lo que es muy importante que esté decorado a nuestro gusto. Aún así, es importante saber que los gustos pueden ir cambiando junto con las personas y que un tipo de decoración no es para toda la vida, con el tiempo podemos atrevernos a probar otros estilos. A continuación os comento brevemente los aspectos más característicos de tres estilos muy diferentes: vanguardista, vintage y zen.

Estilo vanguardista

Para un estilo vanguardista se suelen utilizar colores blancos en las paredes, que se pueden combinar con elementos textiles o muebles auxiliares de color, para crear algo de contraste.

Se utilizan muebles sencillos de madera laminada u otro material que sea liso; no son muy propios los muebles con molduras o formas de estilo antiguo, más bien predominan las líneas rectas y sencillas. Los espacios son muy importantes, de modo que los muebles se reducirán tanto en tamaño como en cantidad, ya que se buscan espacios amplios y nada recargados.

La luz ha de estar siempre presente, ya sea de forma natural o artificial, con grandes lámparas y espejos que la reflejen.

Estilo vintage

Una casa estilo vintage no tiene por qué parecer una casa vieja, todo se trata de introducir en su justa medida detalles de este estilo. En las habitaciones es muy habitual utilizar papel estampado para las paredes, pero es mejor escoger colores claros para que la habitación no se vea muy pequeña ni oscura. Puedes utilizar un estampado para una de las paredes y dejar el resto con tonos lisos, para crear contraste sin recargar la habitación.

Escoge muebles que se inspiren en los años cincuenta para acabar de dar el toque vintage a la habitación (no confundir muebles estilo vintage con muebles viejos).

Estilo zen

El estilo decorativo zen o feng shui busca la armonía en el hogar a través de unas normas en la disposición de los elementos y el uso de los colores en las diferentes estancias de un hogar.

Es muy importante que la habitación esté bien iluminada, por lo que se suelen utilizar colores cálidos y claros, siendo poco habituales los tonos más oscuros.

Otro elemento clave en la decoración feng shui y que nunca puede faltar es la presencia de plantas o flores que integren la naturaleza dentro del hogar.

Alicia Mesa

Author Alicia Mesa

More posts by Alicia Mesa

Join the discussion One Comment

Leave a Reply