Los espejos

El espejo siempre ha sido un elemento básico, por supuesto en las viviendas y cada vez más en lugares públicos. Hay espacios que no pueden ser concebidos sin ellos. Son fundamentales en cuartos de baño y vestidores, pero cuando se les da más carácter decorativo que funcional, debemos estudiar cuidadosamente dónde y cómo los colocamos. Multiplican el espacio, dan curiosos juegos de luces y sombras….

Os muestro un ejemplo de su colocación en uno de los Restaurantes que he diseñado. Se trata de Síbara. Aquí los coloqué de tres maneras diferentes, la primera, un gran espejo colocado en el suelo de un  comedor pequeño, de techos bajos y no demasiado luminoso, en la pared opuesta hicimos unas hornacinas de 20×20 cm con mosaico de espejos rotos que albergan una vela en su interior, esto hace que lo cristalitos multipliquen la luz de las llamas que a su vez se reflejan en el espejo grande creando  un efecto muy curioso. Por último, en el salón principal combinamos la colocación de otro espejo grande con dos espejos apaisados e inclinados con una balda en las que se colocan unas velitas que se reflejan de uno a otro.

Os muestro las fotos para que vosotros mismos juzguéis el resultado.

sibara15

sibara7

 

sibara11

sibara12