Un restaurante diferente

Hace unos días, estuve comiendo con una amiga en el nuevo restaurante Mood Madrid, en la calle Velázquez 102. Diseñado por Tomás Alía, la verdad es que resulta refrescante y divertido,  mezcla  distintos materiales como plásticos de color fucsia en las paredes, con asientos de cuero en blanco y negro, mesas redondas se alternan con mesas cuadradas, cortinas metálicas, vidrios verdes y rosas,  el  pavimento  continuo, con la iluminación surgiendo del suelo resulta sorprendente y la estética en general  moderna , llena de color y muy vanguardista. Vale la pena que vayáis a conocerlo. La relación calidad/precio, buena.