Hoy os presento las imágenes de una reforma impresionante realizada en una antigua buhardilla. Es sorprendente ver como una buhardilla oscura y sin vida se convierte en un bonito ático luminoso, con un toque de elegancia y, sobretodo, acogedor.

Captura

Se trata de una buhardilla, a modo de altillo, que se utilizaba como lugar de almacenaje. Esta estancia estaba bastante deteriorada, por lo que es sorprendente como se ha podido convertir en un maravillo ático donde seguramente más de uno quisiera vivir.

Primero se realizaron obras en el techo y ajustes estructurales, para evitar los listones verticales y dejar un espacio libre. Además se colocaron paneles decorativos en el techo y se conservó el suelo, que fue recuperado y abrillantado.

Sin embargo, uno de los cambios que más marca la diferencia, son las dos ventanas que se abrieron en la pared, colocadas a cada extremo y pintadas en blanco. Con esto se consiguió dar un toque de vida a la estancia, creando un espacio con mayor amplitud y claridad. El toque final de esta obra lo dan unos muebles escogidos correctamente para la buhardilla.

¿Qué os parece el cambio?

_

Fuente: Decoesfera

Alicia Mesa

Author Alicia Mesa

More posts by Alicia Mesa

Leave a Reply