Diseñar centros de día para mayores

El tener entre manos un centro de día para mayores como proyecto, ha hecho que nos enfrentemos a una cuestión muy particular, y más que nunca, se nos exige fusionar diseño y funcionalidad. Es un reto interesante, por lo que merece la pena un artículo más extenso en nuestro blog.

El Centro de día MIT se haya en una zona residencial de Madrid y tiene 800m2 de superficie, lo que ya nos pone en un tamaño medio de este tipo de instalaciones. Os dejo link: http://mitcentrodedia.es

1- El diseño es muy importante, tiene que entrar por los ojos pero hay que tener en cuenta que sobre todo debe de fomentar los aspectos de integración y accesibilidad del centro, permitiendo a los usuarios la normal utilización de los servicios comunes. En este caso concreto, tenemos un comedor y una sala de ocio y descanso, pudiendo ambas utilizarse como salas de terapia. Además va a tener una sala multifuncional con instalaciones informáticas, un gimnasio y hasta una zona de invernadero en la que se va a poder plantar flores, plantas aromáticas etc., una buena forma de estimular e interactuar con la naturaleza en un espacio urbano y cerrado. Por supuesto hay un una gran cocina, cuartos de baño adaptados y despachos para el personal que trabaja en el centro.  Impera el concepto de “espacio abierto”  y multifuncional,  que  además ofrece una visión limpia y  sin interrupciones, que aporta amplitud.

2- La decoración no tiene que ser fría, tratamos de apostar por un aire fresco, moderno, cálido y acogedor donde, como ya hemos dicho, aúnan el diseño con la funcionalidad. Para ello hay que tener en cuenta que los materiales resistan bien el paso del tiempo, que sean lavables, y es indispensable que se empleen  materiales ignífugos y resistentes a los líquidos.

3- El mobiliario tiene que tener en cuenta la ergonomía, para adaptarlo a las capacidades y limitaciones de los usuarios. Algunas peculiaridades propias pueden ser las mesas, sillas y sillones que no sean muy bajos y que permitan facilitar el sentarse y levantarse, con acabados redondeados para que no puedan ocasionar un accidente. De hecho, para este tipo de mobiliario, nos hemos visto obligados a recurrir a empresas especializadas en mobiliario geriátrico, ya que este es probablemente el punto más importante de todos a tener en cuenta.

4- No hay que pasar por alto la señalización en diseño de interiores, en especial en los los letreros. Hay que tener en cuenta que la visión disminuye en las personas mayores y conviene utilizar tamaños grandes en letras, usar una tipografía y color legible, buena iluminación y disposición del texto en listados en vez de en párrafos largos.

5- El color produce multitud de sensaciones sensoriales y psicológicas, por lo que influye en la forma de comunicamos con el medio que nos rodea. Así pues, hay que elegir colores que aporten un confort visual para aliviar las ansiedades y estrés que puedan tener los usuarios. Algunos de colores que aportan calma y bienestar son colores neutros, verdes, azules, dorados… y como no, el blanco. Aquí, nosotros nos hemos decantado por crear un entorno neutro, basado en la combinación de blancos y grises, con un suelo de aspecto de madera que dará una gran calidez y jugando con algunas notas de color en el mobiliario, tanto en butacas, como en sofás y sillas.

6- Y por último y como siempre, la iluminación va a jugar una gran importancia. Debe de ser lo suficientemente intensa como para facilitar a los usuarios la visión, pero sin que resulte fría y de hospital. Color de luz neutro en la iluminación general, pero con toques muy cálidos de iluminación ambiental, para que el resultado sea eficaz, pero envolvente y agradable.

Por el momento os podemos mostrar ejemplos de inspiración de lo que vamos a realizar, ya que estamos en plena ejecución de la obra, pero en breve os podremos mostrar el resultado final. ¡Espero que os guste!

 

 

 

 

Alicia Mesa

Author Alicia Mesa

More posts by Alicia Mesa

Leave a Reply