MIT centro de día ha sido un proyecto realmente especial y un reto muy interesante para nuestro estudio. Se encuentra ubicado en una zona residencial de Madrid, con una superficie de 800m2, un tamaño medio de instalaciones.

PROYECTO

Diseño y decoración de un local comercial

CLIENTE

MIT Centro de día

AÑO

2020

Diseño, decoración y funcionalidad de un centro de día

Para crear un centro de día de mayores tenemos que fusionar el diseño y la funcionalidad. Hemos tenido en cuenta los siguientes factores:

El diseño es primordial, debe tener un punto de atractivo como primera impresión. Debemos tener en cuenta, a parte del diseño, que sea funcional y todas las estancias del centro de día sean totalmente accesibles, para que los residentes no tengan problema al utilizar los servicios comunes. En este centro, hay comedor y sala de ocio y descanso, ambas utilizadas como salas de terapia. Además, dispondrán de salas específicas para informática, gimnasio y una zona de invernadero, para que los usuarios puedan interactuar y estimular con la naturaleza. Por supuesto, hay cocina, cuartos de baño adaptados para todos los residentes y despachos para el personal que trabaja en el centro. En todo el conjunto del centro domina el concepto de espacio abierto y multifuncional, con una visión limpia y amplitud.

La decoración del centro de día MIT tiene una aire fresco y moderno, pero a la vez cálido y acogedor, todo ello, con un diseño funcional y práctico. Hay que tener en cuenta que, para ello, los materiales deben resistir al tiempo y que no se deterioren con rapidez. Además, es importante utilizar materiales ignífugos y resistentes a los líquidos.

En cuanto al mobiliario, debe ser ergonómico para la total comodidad de los usuarios, así como, que se adapte a las capacidades y limitaciones de los mismos. Las mesas y sillas no deben de ser muy bajas para facilitarles su uso al sentarse y levantarse de ellas. Por ello, hemos acudido a empresas especializadas en mobiliario geriátrico.

Cada una de las estancias están señalizadas para el mayor bienestar de los usuarios. Al tratarse de personas mayores, debemos tener en cuenta que su visión disminuye y, utilizando tamaños grandes de letras y tipografía y colores más legibles, les ayudaremos a moverse por todo el centro. Además, la iluminación es excelente para que se lean perfectamente y sin dificultad.

El color tiene un papel muy importante, ya que produce multitud de sensaciones sensoriales y psicológicas e influye en la forma de comunicarse. Debemos escoger colores que ayudan al confort visual para aliviar la ansiedad y el estrés que puedan tener los residentes. Las gamas cromáticas que aportan calma y bienestar son los colores neutros, verdes, azules, dorados y el blanco. Para MIT Centro de Día, nos hemos decantado por crear un entorno neutro, basado en la combinación de blancos y grises, con suelos de madera para dar calidez y jugando con notas de color en el mobiliario.

La iluminación es primordial, debe de ser intensa para facilitar a los residentes su visión. Pero a su vez, con un color neutro para generar calidez e iluminación ambiental, para que el resultado sea envolvente y agradable.

Una vez analizados todos los componentes que deben estar en un centro de día, nos pusimos manos a la obra para crear uno de los mejores centros de día en Madrid.

El resultado de MIT Centro de Día

Junto al antiguo hospital de Puerta del Hierro, el mes de febrero de 2020 se inauguró el Centro de de Día para Mayores MIT. Desde el momento que se nos presentó el proyecto, teníamos claro que la estética tendría que alejarse de un centro de día tradicional.

Del local original, se aprovechó todos los panelados de madera y armarios pintados que había, cambiando pomos y tiradores. Se colocó una tarima laminada en todo el suelo para dar un ambiente de calidez, cambiamos las instalaciones eléctricas, aire acondicionado, fontanería y protección contra incendios. Le dimos mucha importancia a la iluminación, que se renovó por completo.

Se ha utilizado, tanto para paredes y techos, colores blanco y grises muy oscuros, que junto con el color del suelo y la iluminación, hace que las estancias tengan un ambiente agradable, cálido, sin dificultar la visión.

Las notas de color las da el mobiliario creando un efecto parchís, alegre y juvenil. El diseño del mobiliario se ha creado específicamente para el Centro de Día de Mayores MIT. Un diseño a medida para la comodidad de los usuarios.

Los espacios no se han modificado prácticamente de la distribución original.

La gran camelia que preside el hall de la que flocerecerán decenas de flores rosas en primavera, junto con el techo vegetal con luminarias suspendidas sobre unas mesitas de cerámica en mosaico con sillas en blanco y negro, hace que tenga apariencia de un hotel boutique.

Respecto a la recepción, la enmarca tres grandes retales de su superficie, revestidas con papel pintado a mano en tonos negros, dorados y grises. Esto, dota a la estancia unos toques mágicos y divertidos, para así no parecer que estamos en un sitio serio y sombrío, común en este tipo de establecimientos.

En la zona delantera, nos deshicimos de los tabiques para crear un espacio amplio y crear dos despachos más. Ambos se conectan entre sí por grandes vidrios para crear visualmente una sensación de amplitud.

En la zona de cocina, se adaptó para realizar cursos gastronómicos y para que los usuarios puedan disfrutar de sus propias recetas. Respecto a los vestuarios del personal y resto de despachos, así como los baños y duchas, se cambiaron revestimientos, aparatos sanitarios, grifería y pintura.

En la parte trasera se demolió todos los techos, para crear una gran sala polivalente, a modo de sala de estar, sala de terapia y sala de ocio y descanso. Gracias a su falso techo e iluminación se diferencian las diferentes zonas.

Al fondo de esta gran sala central, encontramos el invernadero donde se puede practicar jardinería, gracias a un sistema de rotación de plantas estacionales. Los residentes pueden trasplantar sus propias macetas, además de, cuidar de un enorme boj.

El Centro de Mayores MIT cuenta con un gimnasio de casi 80m2, totalmente equipado con las últimas novedades en fitness y adaptado para los usuarios. El centro también cuenta con una sala de ordenadores, con las últimas tecnologías, que a través de unos paneles móviles, se puede compartimentar según las necesidades o actividades de cada momento.

Con esta gran superficie de 800m2, hemos tratado de alejarnos de la estética de un centro de mayores tradicional. Un proyecto especialmente diseñado por nuestro estudios, al que le hemos puesto alegría y todo nuestro cariño.