Cómo decorar jardines

Hace unos años llevamos a cabo el diseño de un jardín grande para una vivienda unifamiliar en la Moraleja. Hoy os muestro el proyecto y os doy varios consejos imprescindibles de cómo empezar a decorar un jardín.

1. Planifica

Ya sea un grande o pequeño el jardín, debes de sacarle el máximo partido a la distribución de espacios para que os sintáis cómodos y relajados. Plantéate cuantas zonas quieres tener; por lo general suele existir una zona de estar, otra para comer y una última para disfrutar de la vegetación. En caso de que tengas un gran jardín, puedes además crear un solárium, un área de juego, de barbacoa o de piscina… ¡todo depende de los metros que tengas!

No puede faltar la combinación de vegetación con madera, fibras naturales, piedras o incluso una zona de agua. Además si quieres incorporarle algo diferente, ¡adelante, sé creativo!, pero siempre teniendo en cuenta el estilo que quieres desarrollar.

En nuestro proyecto, al ser un jardín muy grande, tuvimos la posibilidad de crear diferentes ambientes; zona de comedor, zona de estar, zona de reunión-hoguera, un solárium, columpio y piscina

2. Plantas

Las plantas nos llenan de colorido y belleza el jardín. Para grandes espacios son ideales los arbustos y las plantas trepadoras, sin embargo si tienes un jardín pequeño es interesante que valores el jardín vertical o los tradicionales maceteros. Por último no olvidar las plantas aromáticas, que generan un olor muy agradable.

Además las plantas nos pueden aportar privacidad ante la mirada de los vecinos.

Aquí podéis ver algunas de las plantas que pusimos tras la zona del solárium

3. Piedras

Las piedras ofrecen un resultado más rústico. Se puede hacer uso de éstas para delimitar espacios, hacer senderos o incluso para proteger un área de malas hiervas.

Nosotros usamos las piedras para delimitar áreas y para hacer un sendero

4. Madera

Al igual que la piedra, la madera sirve para delimitar espacios o hacer senderos. Además es muy habitual usarla en pérgolas, bancos, columpios o maceteros.

Aquí hicimos uso de la madera en el suelo para diferenciar varios espacios del resto del jardín, como por ejemplo; la zona de la hoguera, del columpio o del solárium

5. Agua

El sonido del agua fluyendo es muy relajante y aporta frescura al ambiente. Dependiendo del tamaño del jardín, se puede instalar desde una pequeña fuente, un estanque con peces o incluso una piscina para poder disfrutar de un baño.

Nuestro cliente quiso mantener la piscina

6. Muebles de jardín

Existen todo tipo de diseños y de materiales. La elección entre uno y otros dependerá del estilo que uno quiera reflejar en el diseño. Os comento los más usados:

  • Muebles de madera: Son naturales, clásicos y cálidos. Opta por maderas duras como teca, acacia, roble o alerce. Estas variedades son particularmente robustas y resistentes a la intemperie.
  • Muebles de metal o acero: Son resistentes y de fácil limpieza. El aluminio también convence por su ligereza, lo cual es una ventaja si tu propósito es mover o reubicar los muebles periódicamente.
  • Muebles de plástico: Están disponibles en numerosos colores y diseños. Destacan por su ligereza y el fácil mantenimiento.

Nosotros optamos por mobiliario de madera

7. Deco

Completa el jardín con complementos decorativos para crear la atmósfera perfecta. Los cojines y las fundas para las sillas aumentan la comodidad, una sombrilla en caso de no tener pérgola para proporcionarte sombra y por último, no olvidar la iluminación con guirnaldas o similares para dar el toque romántico.