Interiorismo en pequeños espacios

En esta ocasión voy a hablaros de un proyecto y reforma que consistió en convertir en vivienda un local que originariamente había sido una pollería. Lo más complicado fue que partimos de una planta relativamente pequeña, 25, y la mayor ventaja, que teníamos casi 5m de altura, lo que me permitió pensar en el desarrollo de una vivienda en vertical, para diferenciar los distintos usos, dando amplitud a un espacio que no lo tenía.

Se configuraron 3 niveles diferentes: en el 1º se ubicó el salón; en el 2º, al que se accedía a través de 3 escalones, la cocina y un pequeño comedor, bajo el cual habilitamos un trastero y, desde aquí, a través de una escalera de chapa plegada con un diseño un poco especial para ganar altura con muy poco desarrollo, accedemos al dormitorio, en el nivel más alto, y debajo del cual ubicamos el cuarto de baño, al que se accede desde el primer nivel. La fachada se cerró dejando unos grandes ventanales que permiten la entrada a raudales de luz natural.

El resultado aquí os lo muestro 😉

vistas del salon