Me ha llamado la atención este artículo, porque nunca se me hubiera ocurrido pensar en plantear el interior de una cárcel como un hotel de cuatro  o cinco estrellas. No digo que las cárceles tengan que ser como la de la película Orient Exprés, pero el dotar una prisión,  (no me refiero externamente, que si se hace  de nueva construcción no está mal que se piense en el diseño e integración con el entorno),  de spa, gimnasio, celdas amuebladas con vistas panorámicas, complejos deportivos y música ambiental, me parece un poco fuera de lugar. 

Sin duda para los presos es estupendo, casi apetece delinquir un poco para pasar una temporadita de vacaciones pagadas por el estado en la prisión de Leoben, en Austria. Reservando con tiempo puede ser que hasta  tengas acceso a una  magnífica celda con vistas a las cumbres nevadas de los Alpes.

Alicia Mesa

Author Alicia Mesa

More posts by Alicia Mesa

Join the discussion One Comment

  • Cristina dice:

    Hola Alicia, este artículo lo leí hace tiempo y me dejó tan sorprendida como a tí. Espero que no se les ocurra hacer nada parecido en España porque tal y cómo está la justicia que en ocasiones delinquir es gratuito, con cárceles así no sé dónde acabaríamos…

Leave a Reply