Skip to main content

La cocina es, sin duda, una de las estancias de la casa que más usamos y en la que notamos con más rapidez que empieza a quedar desfasada. A todos nos gustaría renovar nuestra cocina después de unos cuantos años, pero el elevado coste que conlleva suele quitarnos esa idea de la cabeza.

Por esto en el post de hoy os muestro la transformación de una cocina de una forma fácil y económica. Básicamente, se basa en pintar en amarillo y barnizar los muebles ya existentes, quitando aquellos módulos y los elementos innecesarios, y renovando algunos de los electrodomésticos.

Sólo hace falta darle un toque personal a una cocina oscura y desfasada para que esta se acabe convirtiendo en la cocina que todos querríamos tener en casa.

1

En primer lugar, podemos observar un gran cambio en la luminosidad de la cocina, realizado sin tener que hacer cambios estructurales o abrir una ventana más grande. Basta con cambiar el color de la madera oscura por uno más vivo y claro, como el amarillo, para que la cocina se vea más amplia y luminosa.

Por otro lado, el cambio de los armarios superiores por estanterías pintadas en blanco nos ayuda a darle un toque actual y desenfadado a la cocina. El blanco nos ayuda a que la cocina se vea mucho más amplia y menos cargada, combinando perfectamente con el color amarillo, que le aporta un punto de contraste.

4
8
9

Puede que el amarillo sea un color que no te guste o no veas bien para tu casa, pero esta reforma puede darte ideas para cambiar tu cocina sin tener que meterte en grandes obras, aprovechando los elementos que ya tienes. ¡Atrévete!

_

Fuente: Decoesfera

Deja un comentario

Close Menu

Alicia Mesa

C/ Caléndula, 93 Edif. E, El Soto de la Moraleja
28109 Alcobendas (Madrid)

Tel. 917 91 29 84
alicia@aliciamesa.es