La importancia de los techos en interiorismo

reformas integrales

Durante mucho tiempo, parece que la única importancia que se les ha dado a los techos, en viviendas, es que cuanto más altos mejor, lisos, sin cambios de nivel y, por supuesto, siempre pintados de blanco. Por no hablar de esos pisos que están decorados con molduritas ridículas  y lámparas en los centros de las habitaciones que dan una triste luz cenital.

Poco a poco esto va cambiando, gracias a que interioristas, arquitectos y decoradores vamos convenciendo al cliente de la importancia del diseño de los techos. Aunque no siempre tenemos la suerte de encontrarnos con alturas de 3 m y fantásticas cornisas y rosetones antiguos que valga la pena recuperar, hay muchos recursos que nos permiten sacar partido a lo que tenemos.

Aunque no haya demasiada altura, el tener como mínimo dos niveles en los techos, siempre va a dar movimiento: podemos utilizar el nivel más bajo para paso de instalaciones e iluminación, empotrada, candilejas y demás, y dejar una parte más alta al nivel del forjado para dar mayor sensación de espacio, siempre dejando la unión de paredes con techos rectas y limpias, sin ningún tipo de moldura o adorno.

Si tenemos techos altos y buenas molduras antiguas y rosetones que recuperar, podemos dejarlo tal cual, resolviendo la iluminación general con alguna lámpara importante al centro del techo, y diseñando una cuidada iluminación indirecta a través de lámparas de mesa y de pie. Podemos jugar con los colores dejando oscuras las cornisas, y paredes y techos blancos, o bien con colores oscuros tanto en la pared como en el techo, de forma que lo que se quede en blanco sean las molduras.

Si además queremos empotrar la iluminación, una bandeja de pladur que no llegue a la pared para que se vean las molduras, y con un hueco en el centro para recuperar el rosetón, puede ser la solución. Jugando con  un color oscuro arriba y claro abajo, o viceversa.

Cuando podemos recuperar vigas de madera y dejarlas vistas, vale la pena hacerlo: siempre dan un toque diferente a cualquier interior, ya sea clásico o moderno. Pero ¡Ojo! Nunca colocar en el techo falsas vigas que generalmente están hechas en porexpán, se nota y queda falso y artificial. Podemos además utilizar las vigas para colgar iluminación o bajar el techo entre vigas para empotrarla.

Lo típico cuando se pinta la pared de un color fuerte, es dejar el techo en blanco, pero en este caso, conviene hacerlo en un blanco manchado con una pizca del color de la pared para suavizar el contraste. Y para los más atrevidos, pintar el techo sin uniones, en el mismo color fuerte que la pared, queda diferente, envolvente y moderno.

También podemos utilizar el papel pintado en los techos ¿Quién ha dicho que sólo se pueda utilizar en las paredes? Tengamos o no tengamos altura, crea un efecto teatral, con mucho movimiento y divertido.

Abajo os dejo ejemplos de estas soluciones en distintas reformas integrales que he llevado a cabo. ¡Espero que os gusten!

1A
1B
2A
la fotoOO
5B
6A