Papel en el techo y suelo en las paredes

Todo vale cuando se trata de dar soluciones diferentes y divertidas a un espacio.

Os muestro la vivienda de una clienta en la que hice el interiorismo y decoración. En la cocina pusimos muebles y encimera en laca blanca con los electrodomésticos de acero y suelo en porcelánico de acabado metalizado, por lo que todo daba un resultado demasiado serio. Así que se me ocurrió revestir el techo con un papel pintado en tonos grises, blancos y negros, a modo de salvajes ramas que le dan muchísimo movimiento al espacio.

Además mi clienta quería una zona de comer en la cocina y, como no teníamos donde colocar una mesa, diseñé unas patas de hierro que atornilladas a la pared, soportan un tabón de un antiguo suelo de casa china, en nogal, de 120cm de largo x 35cm de anchox y 6 cm de grueso, colocado alto, como si de una barra se tratase. Las dos sillas altas de bar en naranja chillón, le dan el toque de color al conjunto.

interiorismo y decoración