Skip to main content

Aunque no lo parezca, los colores te pueden provocar distintos estados de ánimo, sensaciones e, incluso, pueden cambiar nuestro humor. En ocasiones, ni siquiera eres consciente de ello, pero se deben elegir los adecuados para cada forma de ser, cada hogar y cada estancia. 

Esto ayuda al bienestar interior y, con él, a que la vida sea un poco más fácil. Sólo si una persona está tranquila y se siente bien en su entorno, puede solucionar los pequeños problemas cotidianos. Sentirte cómodo te ayuda a pensar y resolver situaciones

Por eso hoy, te voy a hablar de los colores y lo que puede transmitirte en el hogar. ¿Estás preparado?

Colores cálidos

Las gamas cromáticas cálidas son perfectas para crear un entorno familiar. Estas tonalidades son idóneas para salones o salas de estar; estancias donde disfrutamos con la familia.

Rojo

El color rojo es el más cálido de todos, es el color de la pasión y el deseo por excelencia. Sin embargo, también puede ser un color que provoque agresividad, por lo que hay que utilizarlo en su justa medida.

Intenta no colocarlo en dormitorios, es un tono que excita a nuestro sistema nervioso.

Colores cálidos para decorar

Naranja

El naranja tiene efectos positivos sobre el sistema respiratorio, da vitalidad  y es apropiado para los lugares de trabajo, ya que favorece las relaciones entre personas.

Es una tonalidad ardiente y brillante, disminuye la fatiga. Además es un color que aumenta el optimismo, haciendo así que sea una buena opción si estamos anímicamente bajos. Pinta las estancias de este color si sueles hacer reuniones con amigos o familia.

Amarillo

El amarillo es un color que da alegría, energía y buen humor, es un estimulante para la mente y aumenta la creatividad. Aunque para muchos, es el color de la mala suerte.

Aporta luminosidad a las habitaciones y es el color favorito de los niños. Se recomienda utilizarlos en sus dormitorios para ayudar a estimular el desarrollo de sus capacidades, mejorando el funcionamiento de su cerebro. Es una tonalidad muy optimista y promueve el buen humor.

Colores fríos

Las tonalidades frías en la decoración dan apariencia de retroceso, es decir, parece que están más lejos de lo que se encuentran, es por eso que funcionan muy bien en habitaciones pequeñas. Dan sensación de alivio, frescura y tranquilidad.

Verde

Por todos es sabido que el verde es un color relajante, muy adecuado para las habitaciones. Puede ayudar a relajarnos y dormir, ya que es calmante y alivia el dolor de cabeza.

Aporta naturaleza y frescura a las habitaciones. Es el resultado de la combinación azul y amarillo, por tanto, al jugar con estos tonos para decorar, nos aporta sensaciones diferentes:

  • Combinarlo con azul: conseguiremos un efecto de frescor.
  • Combinarlo con amarillo: crearemos un diseño agradable y acogedor.

Suele ser un color que llama a la calma, ideal para espacios relajantes y equilibrados.

Colores fríos para decorar

Azul

El azul es un color que evoca paz, tranquilidad y frescura, aunque en sus tonalidades más grises puede reflejar cierta frialdad.

Es uno de los colores favoritos para decorar un hogar. Para sacarle el máximo partido, lo mejor es combinarlo con tonos cálidos, verdosos y morados.

No se aconseja utilizarlos en habitaciones muy iluminadas de manera natural, ya que absorbe la luminosidad.

Morado

El morado siempre se ha asociado a la parte mística y espiritual de las personas. ¿Con qué podemos combinarlo?

  • Se acopla a la perfección con los tonos fríos si lo que buscamos es un espacio íntimo, profundo y silencioso.
  • Si por el contrario, queremos combinarlo con tonalidades cálidas, generamos una sensación de vitalidad y actividad.

Del blanco al negro

Blanco, negro, escala de grises…funcionan muy bien en un esquema de colores frescos. Si lo que buscas es paz y tranquilidad opta por los tonos grises, blancos y negros, serán una elección perfecta.

Respecto a la psicología del color, el negro aporta elegancia, sofisticación y sobriedad, pero conviene emplear con moderación y combinarlo con otros que aporten luminosidad a la estancia. Respecto al blanco, proporciona contraste y luminosidad para crear espacios serenos y agradables.

Decorar con estas tonalidades generan un carácter neutro para evitar así la fatiga visual y relajar el hogar visualmente

Blanco y negro para decorar tu hogar

Ahora que conoces la psicología del color para decorar a la perfección tu hogar ponlo en práctica, ¡no tengas miedo!

Deja un comentario

Close Menu

Alicia Mesa

C/ Caléndula, 93 Edif. E, El Soto de la Moraleja
28109 Alcobendas (Madrid)

Tel. 917 91 29 84
alicia@aliciamesa.es